MEDIO AMBIENTE

Por estos días en Mendoza se desarrolla la Argentina Mining 2008. Este evento fue declarado de interés provincial por un decreto del gobernador Celso Jaque, y representa una decisión directamente relacionada con las declaraciones por estos días de Alberto Rubio, director de Minería de Mendoza, en las cuales exhorta a revisar la legislación vigente (¿ley provincial 7.722?), en favor de una minería que saquea, contamina y no genera gran cantidad de puestos de trabajo, como asegura. Por Asambleas de Mendoza por el Agua Pura (Provincial y Gran Mendoza)

Esto marca una vez más las intenciones, por parte del gobierno provincial y nacional, de propiciar el ingreso de una minería a gran escala asociada a lo más nefasto de la lógica neoliberal, y representa la continuidad de lo peor de los años menemistas. Sin embargo, nos quieren hacer creer, a través del discurso, que están dispuestos a cambiar el modelo que nos llevó a la profunda crisis del 2000 y 2001, a través de nuevas legislaciones y modelos productivos. Pero lo único que queda en evidencia es la complicidad del aparato del Estado a favor de las mega mineras transnacionales, que saquean y contaminan la tierra y el agua, el aire y nuestras dignidades.
Es contradictorio que tanto el gobierno nacional como el provincial hablan de distribución de la riqueza y cuestionan leyes vigentes, pero alientan la entrega de nuestros bienes comunes. Argentina Mining 2008 es un encuentro internacional de empresarios mega mineros entusiasmados por el potencial de esta actividad en nuestro país, las facilidades impositivas por parte del Estado y la flexibilidad laboral.
Llamativamente, las entradas a Argentina Mining 2008 cuestan más de 400 dólares; por ello las organizaciones sociales y asambleas nos hemos visto excluidas del evento. En este caso, el Estado mendocino que lo decretó de interés provincial debería haber asegurado un cupo mínimo de inscriptos gratuitamente para poder participar de una instancia como esta. Recordemos que en este evento se desarrollan ponencias acerca de los principales emprendimientos y proyectos mega mineros en Latinoamérica.
La Asamblea Popular por el Agua del Gran Mendoza apoya la minería que realmente genera trabajo y bienestar para los pueblos, y es aquella que no está sometida a la especulación comercial, que no cierra fuentes de trabajo, aquella donde los pueblos puedan vivir una vida digna y sana.

Hoy Jueves 28 de agosto  asambleas de todo el país y de nuestra provincia se movilizarán para expresar su rechazo a la megaminería y su repudio, entre otros, a:
– la derogación de la ley que en La Rioja prohibía la minería contaminante,
– la represión a las manifestaciones populares en Jujuy, Salta, Tucumán y Catamarca,
– la censura a la libertad de expresión instrumentada por el código contravencional de San Juan y el decreto 863 del intendente Fayad,
– el hostigamiento contra el Fiscal Federal Antonio Gómez, quien intervino en el procesamiento al vicepresidente de Minera Alumbrera por contaminación,
– el ocultamiento deliberado de dicho caso de contaminación en Tucumán en el sitio web de la Secretaría de Minería de la Nación.
Como Asamblea Popular por el Agua del Gran Mendoza, convocamos a manifestarnos este jueves 28 a las 11:30 hs en cercanías del auditorio Ángel Bustelo.
EXIGIMOS:
– Derogación de todas las leyes nacionales que permiten e incentivan el saqueo.
– Que se cumpla y permanezca vigente la Ley Provincial 7.722 que prohíbe el uso de químicos tóxicos contaminantes en minería, cuyo carácter plenamente constitucional viene siendo ratificado, entre otros, por el Dr. Daniel Sabsay y la Asesoría de Gobierno.
– Que el gobernador declare de interés provincial la Ley de Protección de Glaciares.
– Sanción urgente de la Ley de Glaciares por el Congreso de la Nación.
– Que el gobierno provincial, en voz del gobernador Celso Jaque, defina y especifique su posición respecto de la megaminería.
– Que Alberto Rubio, Director de Minería de Mendoza, aclare sus dichos acerca de la legislación vigente y se rectifique en la subestimación y adjetivación negativa contra organizaciones y asambleas como la nuestra.